24 octubre, 2012

Sánchez-Camacho propone a Mas un cara a cara para debatir los costes económicos y sociales de la independencia



La presidenta del PPC y candidata a la presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, ha propuesto hoy al candidato de CiU, Artur Mas, “un cara a cara para debatir los costes económicos de la separación de España y los costes sociales de dividir a los catalanes”. Sánchez-Camacho -que ha afirmado que “Mas tiene miedo a la verdad y por eso no aceptará este debate- ha señalado que” CiU está engañando a los catalanes con la descripción de una Cataluña independiente ideal”.

En este sentido ha hecho referencia a las declaraciones de Mas de esta mañana en las que afirmaba que si Cataluña fuera independiente los pensionistas cobrarían más, y ha asegurado que “es mentira y no puede aportar ningún dato económico que lo justifique”. Asimismo, ha explicado que el año 2011 había 2.900.000 trabajadores activos en Cataluña que, con sus contribuciones, no podrían pagar las pensiones de 1.600.000 pensionistas catalanes. “El ratio de trabajadores y pensionistas es deficitaria. Estos son datos del Ministerio de Trabajo, son datos reales, no futuribles. Mas no puede ir hablando, sin ninguna base jurídica ni económica, generando expectativas que no se pueden cumplir “, ha añadido.

Por otra parte, la presidenta del PPC ha afirmado que “Artur Mas se quedó descolocado” ante la oferta de diálogo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respecto al sistema de financiación, porque “chocaba con su coartada de decir que iniciaba el proceso hacia la independencia por culpa del Gobierno de España”. Para Sánchez-Camacho, “esta es la gran mentira de CiU: si Mas se va hacia la radicalidad, hacia la ruptura, es decisión suya, no porque nadie le haya empujado”.

Sánchez-Camacho ha explicado que “el PPC representa la solución a los problemas de desequilibrio económico de Cataluña, y lo haremos desde la responsabilidad, el diálogo y la lealtad institucional”. En esta línea, ha señalado que “defenderemos una modificación sustancial del sistema de financiación que permita un aumento de los recursos y una solidaridad limitada y finalista”.

Finalmente, Sánchez-Camacho ha reclamado “libertad de expresión para que los empresarios catalanes puedan manifestar sus opiniones respecto a los efectos de la ruptura con España”.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!