4 febrero, 2013

Sánchez-Camacho presentará una ley de transparencia que obligue a todos los partidos a hacer públicas sus cuentas



• Afirma que, de confirmarse la imputación de Oriol Pujol, “Mas debería dar muchas explicaciones y tomar medidas urgentes, y dejarse de convocar tantas cumbres oportunistas”

• Asegura que “no hay razones objetivas para la rotura del pacto de gobierno de la Diputación” y que “es una muestra más que CiU está perdiendo su identidad porque está sometida a ERC”

La presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho ha anunciado hoy que el PPC presentará en el Parlament una proposición de ley de transparencia que obligue a todos los partidos políticos catalanes a hacer públicas sus cuentas e instará al Govern a endurecer las penas para los políticos implicados en casos de corrupción. En este sentido, ha afirmado que “la situación es compleja y la sociedad está preocupada y los políticos tenemos que dar ejemplo en estas situaciones con transparencia y con respuestas que demuestren que no existe ni puede existir impunidad en casos de corrupción”.

Según Sánchez-Camacho, “ahora se habla de pactos anticorrupción y de cumbres convocadas por el presidente de la Generalitat de forma oportunista, sin contar con el resto de grupos parlamentarios e implicando a instituciones que deben actuar de forma independiente”. En esta línea, ha advertido que “los compromisos de regeneración deben adoptarse de manera seria y responsable, todo lo que se limite a hacerse una foto o fórmulas que blinden los políticos no servirán para nada”.

Para la presidenta del PPC, “una vez más nos encontramos ante un golpe de teatro de Artur Mas. Mucha escenificación con esta cumbre anticorrupción, pero a la hora de la verdad no ha tomado ninguna decisión con los casos de corrupción política que salpican su propio partido”. En este sentido, ha señalado que, de confirmarse la imputación del secretario general de CDC, Oriol Pujol, “Mas debería dar muchas explicaciones y tomar medidas urgentes, y dejarse de convocar tantas cumbres oportunistas”. A esta actitud de CiU, ha contrapuesto la apuesta por la transparencia del Partido Popular, que ha afrontado los presuntos casos de corrupción que afectan a la formación “con responsabilidad y con la fortaleza de saber que se han hecho las cosas bien hechas”. Asimismo, ha asegurado que las cuentas del PPC han sido revisadas por la Sindicatura de Cuentas, auditadas y revisados internamente y todo está registrado correctamente.

ROTURA DEL PACTO DE LA DIPUTACIÓN

Por otra parte, Sánchez-Camacho ha afirmado que “la rotura del pacto de gobierno de la Diputación por parte de CiU es una muestra más que la federación nacionalista está perdiendo su identidad porque está sometida a ERC”. Así, ha asegurado que “esta situación no es positiva para la sociedad porque pone por delante los intereses de partido a los intereses de los catalanes. Si el tripartito con ERC fue un desastre para Cataluña, la sumisión de CiU a ERC sólo puede traer más problemas y más inestabilidad”.

La presidenta del PPC ha señalado que “el gobierno de la Diputación de Barcelona ha sido un gobierno estable, que ha funcionado bien y que ha ofrecido buenos resultados a los barceloneses. Los presupuestos se han aprobado sin ningún voto en contra y las Políticas de vertebración del territorio se han aplicado de manera positiva”, un análisis que comparte el mismo presidente de la Diputación, Salvador Esteve, públicamente. En esta línea, ha constatado que “no hay razones objetivas ni justificaciones para esta ruptura”. “Parece que a algunos les moleste que el PP gobierne porque lo hacemos bien y todas sus mentiras para desprestigiar-nos caen por sí solas. Nosotros desarrollaremos a partir de ahora una oposición exigente y constructiva”, ha concluido.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!