2 junio, 2011

Sánchez-Camacho pide a CiU que “deje de ser el salvavidas de la agónica legislatura de Zapatero”



  • Afirma que la reunión entre Rubalcaba y Mas “desautoriza” el PSC: “No sabemos si el PSC quiere hacer una oposición seria, mientras lo que parece querer Rubalcaba es establecer puentes de diálogo y de apoyo mutuo con CiU” 

 

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido hoy a CiU que “deje de ser el salvavidas de la agónica legislatura de Zapatero”. Para Sánchez-Camacho, “Mas y Duran se equivocan apoyando a un gobierno que está llevando Cataluña y España en la UVI, porque cada día que pasa con Zapatero al frente del Gobierno se están perdiendo puestos de trabajo, están cerrando empresas se está agravando la crisis”. Sánchez-Camacho ha hecho estas declaraciones después de que hoy haya trascendido que el vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, mantuvo la semana pasada una reunión con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el portavoz del CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.
 
Para Sánchez-Camacho, “con esta reunión, Rubalcaba ha agudizado la profunda crisis interna que está viviendo el PSC, un partido ya muy debilitado, que no tiene liderazgo, ni estrategia ni una alternativa para Catalunya”. Según la presidenta del PPC, “cada día que pasa es más evidente que el PPC es la verdadera oposición en el Parlamento de Cataluña, porque el PSC ha quedado totalmente desautorizado por la estrategia de Rubalcaba”. “Ya no sabemos si el PSC quiere hacer una oposición seria, mientras lo que parece querer Rubalcaba es establecer puentes de diálogo y de apoyo mutuo con CiU”, ha señalado.
 
Preguntada por las relaciones entre CiU y el PPC, Sánchez-Camacho ha señalado que “es evidente que esta reunión de CiU con Rubalcaba no ayuda a las relaciones de CiU con el PP, no sólo en Cataluña, sino en toda España, porque creemos que es una grave equivocación “. “El propio Mas ha visto los resultados de las políticas socialistas en Cataluña: han dejado la Generalitat en números rojos, con la deuda más grande que hemos tenido nunca”, añadió.
 
Finalmente, Sánchez-Camacho ha considerado que “nos parece muy sorprendente que esta reunión se produjera un día antes de la huida de Carme Chacón de la carrera de las primarias socialistas”. “Rubalcaba estaba cerrando todos los caminos posibles para ser él el único candidato, un candidato a dedo del PSOE, con una conspiración reconocida por la propia ministra de Defensa”, concluyó.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!