16 enero, 2014

Sánchez-Camacho: “Lo que debatimos hoy no es el derecho a decidir, es la obligación a renunciar”



asc-ple• Pone en duda que  “estos que tanto hablan de democracia acepten el resultado de la votación en el Congreso, en el que como mínimo un 86% de los diputados rechazarán la iniciativa”
• Pregunta a Mas: “¿Está dentro de sus competencias decidir por 47 millones de españoles? ¿Está dentro de sus competencias modificar las fronteras de España y de Europa?”
• Afirma que “el primer pleno de 2014 empieza de la misma manera que transcurrió todo el año 2013: todas las energías contra España, obsesionados con el referéndum de la división de los catalanes y cero iniciativas para reactivar la economía y crear empleo”
• Asegura que “el Gobierno de Mariano Rajoy no aceptará chantajes ni imposiciones, y en esto tenemos a nuestro lado al PSOE”, e insta al PSC a “abandonar sus complejos”

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que “lo que debatimos hoy en el Parlament no es el derecho a decidir, es la obligación a renunciar”. Según Sánchez-Camacho, “los catalanes hemos ejercido nuestro derecho a decidir en 42 ocasiones en los últimos 37 años, en las sucesivas convocatorias electorales”. En esta misma línea, ha afirmado que “no tienen derecho a proponer lo que proponen cuando una gran mayoría de catalanes, el 65%, se sientes catalanes y españoles”. “No hay nada que decidir porque ustedes ya lo han decidido todo: Han decidido la fecha, la pregunta e incluso la respuesta”, ha manifestado.

Sánchez-Camacho se ha preguntado si “estos que tanto hablan de democracia aceptarán el resultado de la votación en el Congreso, en el que como mínimo un 86% de los diputados rechazarán la iniciativa”. Asimismo, ha instado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a “ser valiente y dar la cara y, si de verdad cree en su proyecto rupturista, vaya a defenderlo al Congreso”, aunque se ha mostrado convencida que no lo hará porque “no quiere ser un Ibarretxe dos”.

La presidenta del PPC ha defendido su voto contrario a la propuesta para pedir al Congreso la delegación de la competencia para convocar referéndums argumentando que “la independencia supondría la salida de la Unión Europea, no existe el derecho de autodeterminación en el derecho internacional, no hay consenso electoral para hacerlo –de hecho, los defensores de la propuesta no tienen ni mayoría para reformar el Estatut-,  y, ante todo, este referéndum es ilegal, porque la democracia se basa en la legitimidad de las acciones”. “Puede haber ley sin democracia, pero no puede haber democracia sin ley”, ha añadido.

Así, la presidenta del PPC ha recordado que “cada cuestión tiene su espacio de decisión. Hay cosas que debemos decidir los catalanes, hay cosas que debemos decidir entre todos los españoles y hay cosas que debemos decidir el conjunto de los europeos”. En esta línea, Sánchez-Camacho ha preguntado: “¿Está dentro de sus competencias decidir por 47 millones de españoles? ¿Está dentro de sus competencias modificar las fronteras de España y de Europa?”. “La soberanía no es delegable ni fraccionable, ni por la vía del artículo 150.2, ni por ninguna otra”, ha señalado.

OFERTA DE DIÁLOGO DE RAJOY
Según Sánchez-Camacho, “el primer pleno de 2014 empieza de la misma manera que transcurrió todo el año 2013: todas las energías contra España, obsesionados con el referéndum de la división de los catalanes y cero iniciativas para reactivas la economía y crear empleo”. En este contexto, ha recordado a Mas que “tiene una oferta de diálogo sincero y sin caducidad para reformar aquello que no funciona, pero manteniendo todo lo que hemos conseguido juntos todos los españoles. No desaproveche esta oportunidad”. “La supervivencia de las democracias depende de su unidad. La democracia no se divide, no se puede fraccionar”, ha añadido.

LOS COMPLEJOS DEL PSC
En esta misma línea, ha afirmado que “el Gobierno de Mariano Rajoy no aceptará chantajes ni imposiciones, y en esto tenemos a nuestro lado al PSOE”. En este sentido, ha pedido a los socialistas catalanes que “abandonen su complejos y se pongan del lado del PPC en la defensa de una España coherente, integradora y que mira con esperanza al futuro”.

Finalmente, la presidenta del PPC ha leído unas palabras del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en el año 2002, en las que afirmó: “Un político que se dedique a hacer un discurso muy excitante dirigido a una parte de la población (…) y que se recrea en la estética de unos planteamientos que él mismo sabe que no son realistas porque no se podrá llegar al objetivo que se pregona en un término razonable, creo que es un político que lleva al país hacia la frustración”. Artur Mas también definió la independencia como “un concepto anticuado y un poco oxidado”. En este contexto, Sánchez-Camacho ha manifestado que “son sus palabras, señor Mas, y ahora es un presidente que trae a este Parlamento una propuesta más de un proyecto que usted mismo calificaba de anticuado, oxidado, irresponsable y frustrante”.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!