15 enero, 2013

Sánchez-Camacho: “El acuerdo de CiU y ERC es un camino hacia la nada perjudicial para Cataluña y para España”



La presidenta del Partido Popular Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha afirmado hoy que “la declaración independentista pactada entre CiU y ERC es un camino hacia la nada perjudicial para Cataluña y para España, que lastrará la recuperación económica y supone el mayor desafío a la historia y a la convivencia en España”. Sánchez-Camacho ha criticado a “los que hoy actúan con deslealtad, para romper con un modelo que nos ha dado las mayores cotas de autogobierno de nuestra historia”. Por este motivo, ha anunciado que el PPC ha registrado esta mañana en el Parlament una propuesta alternativa a la declaración independentista que tiene como objetivo que “la agenda política catalana se centre en la recuperación económica y en la mejora del sistema de financiación”. Para Sánchez-Camacho, “en estos momentos es más importante que nunca el diálogo, tender puentes desde la lealtad, y esta es la actitud del Gobierno de España. Sólo así conseguiremos una mejora del modelo de financiación, así como la reforma del modelo autonómico para evitar duplicidades y conflictos entre administración, sin tener que pasar por inventos de reforma de la Constitución”.

En este sentido, la presidenta del PPC ha pedido al PSOE que “no permita que el PSC legitime este proceso hacia la independencia. Hoy es más necesario que nunca que PP y PSOE trabajen juntos en la defensa de la unidad de España, de la Constitución y del estado de derecho”. Para Sánchez-Camacho, “es un error que el PSOE haya presentado una propuesta de reforma de la Constitución para convertir España en un estado federal y el haber incluido el derecho a decidir”. En esta línea, ha asegurado que “el derecho a decidir es una coartada de CiU para dar una pátina de democracia a lo que no lo es, porque el sujeto político de la soberanía es el conjunto del pueblo español, y no sólo una parte”. Para la presidenta del PPC, “CiU no quiere el derecho a decidir, sino que los catalanes decidan sí a la independencia”. “Si el PSC apoya esta resolución, van a salvar a CiU del fracaso que supondría que la declaración únicamente la suscribieran ERC y la CUP”, ha añadido.

Asimismo, ha vuelto a reclamar al presidente de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que “imponga el sentido común y la responsabilidad y exija a sus 13 diputados en el Parlament que voten en contra de la declaración independentista e incluso que se constituyan como grupo propio si es necesario”. Para Sánchez-Camacho, “Duran es el único que puede dejar sin efecto la resolución pactada entre CiU y ERC”.

Sánchez-Camacho ha señalado que “CiU ha emprendido una huída hacia no se sabe dónde de la mano de ERC, configurando un gobierno ultranacionalista sometido a una estricta vigilancia y control por parte de Esquerra con la complicidad de la Unió Democrática de Duran Lleida”. Para la presidenta del PPC, “esta es la culminación del bucle de errores en el que ha entrado CiU, producto de una lectura sesgada de la realidad”. Entre los errores cometidos por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha citado el hecho de no defender la mejora del modelo de financiación: “Fue a la Moncloa a buscar una excusa para anticipar las elecciones y no a buscar una mejor financiación para la Generalitat”. Asimismo, ha afirmado que “otro gran error fue basar su campaña electoral en dos mentiras: que los catalanes podemos decidir unilateralmente formar un Estado dentro de la UE y que la independencia solucionaría todos los problemas de los catalanes”. “La Unión Europea ha dicho ya que eso es absolutamente falso y sólo desde la prepotencia moral de un nacionalismo que piensa más en el partido que en los intereses catalanes se puede calificar a España de poco democrática por no contemplar la secesión de una de sus comunidades autónomas, cuando ningún estado del mundo admite en su constitución el derecho a la autodeterminación”, ha añadido. En esta misma línea, la presidenta del PPC ha manifestado que “el otro gran error fue tensionar a la sociedad catalana planteando las elecciones como un plebiscito entorno a la figura de Mas que se presentaba como un mesías que llevaría a los catalanes hasta la tierra prometida”. Para Sánchez-Camacho, “fue un error, no sólo porque le costó 12 diputados a CiU, sino porque acabó con la credibilidad de Artur Mas. Perdió su pulso particular contra la realidad plural de Catalunya”.

Por otra parte, la presidenta del PPC ha asegurado que “el Gobierno ultranacionalista no puede ganar este pulso, porque ni Europa ni España ni los catalanes lo van a permitir”. En esta línea, ha afirmado que “Europa no permitirá crear un precedente para Córcega, Flandes, Lombardía o Baviera, que convierta en ingobernable a la Unión Europea”. Asimismo, se ha mostrado convencida de que “el independentismo en Cataluña es mayoritariamente coyuntural. El independentismo de base sigue siendo el 20% de la población catalana, y volverá a esos porcentajes cuando se empiece a recuperar la economía”.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!