28 marzo, 2011

Sánchez-Camacho condiciona su apoyo a los presupuestos de Mas a que no haya recortes en servicios sociales básicos



  • Afirma, sobre los 100 primeros días de Gobierno, que “sólo han anunciado recortes” y que “el balance es de decepción por la falta de iniciativas: Artur Mas es un timonel sin rumbo que rectifica sus propias decisiones o que no sabe donde va”  

 

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha condicionado hoy el apoyo de su grupo a los presupuestos de la Generalitat para el 2011 en que no haya recortes en servicios básicos en políticas sociales, sanidad y educación. Para Sánchez-Camacho, “la sanidad y la educación han de salvarse de las políticas de recortes, porque sino se estará afectando directamente el estado del bienestar, y eso no se hará con el apoyo del Partido Popular”. La presidenta del PPC ha criticado que “las decisiones de CiU están suponiendo reducción de camas, ampliación de las listas de espera y pérdida de servicios de atención. En la educación hay problemas graves en la enseñanza pública y la escuela concertada está pasando por dificultades que pueden suponer el cierre de líneas de enseñanza, además de la rebaja del sueldo a los profesores”.
 
En este sentido Sánchez-Camacho ha afirmado que “Mas está haciendo pagar la deuda de los socialistas a los más desfavorecidos”. “No todo se justifica con el ajuste del gasto y existen muchas maneras de hacerlo sin afectar a los servicios básicos: reduciendo el gasto corriente, los gastos en personal, política exterior o racionalizando la administración y suprimiendo las empresas públicas innecesarias” .
 
100 DÍAS DE GOBIERNO DE CiU
Por otra parte, la presidenta del PPC ha señalado que “el Gobierno de Artur Mas comienza a celebrar sus primeros 100 días con una gran maratón de actos, pero con poco balance para presentar. Hasta ahora lo que han hecho ha sido reunirse los martes, hacer nombramientos, anunció recortes y poco más”. “Mientras el Partido Popular de Cataluña ha presentado 10 proyectos de ley para actuar contra la crisis, el gobierno sólo ha presentado el proyecto de ley de ampliación de créditos presupuestarios”, añadió.
 
Para Sánchez-Camacho “el balance sólo puede ser de decepción por la falta de iniciativas: Artur Mas es un timonel sin rumbo que rectifica sus propias decisiones o que no sabe a dónde va y eso los catalanes lo están percibiendo aunque el gobierno realice su campaña de propaganda a bombo y platillo”.
Sánchez-Camacho ha afirmado que “la primera conclusión de estos 100 primeros días es que el Gobierno de CiU, más allá de los recortes inadecuadas, es sólo continuismo de todo aquello que tanto criticaban del tripartito: las incoherencias, incumplimientos y contradicciones”. En esta línea ha recordado que “ahora sabemos que el programa electoral de CiU tiene letra pequeña porque ya han dado los primeros incumplimientos con la no eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones y con el lío de los 80 por hora”. “En el gobierno hay directrices para no tomar ninguna decisión que genere grandes polémicas y aguantar como puedan hasta las elecciones municipales del 22 de mayo”, añadió.
 
EFECTO EFÍMERO DE LA CUMBRE
Finalmente, la presidenta del PPC ha explicado que “Artur Mas ha demorado la puesta en marcha de medidas económicas hasta la cumbre y, la verdad es que el efecto cumbre ha durado apenas un día porque es el efecto efímero de una foto sin casi más contenido y unas conclusiones descafeinadas”. En este sentido, instó al Gobierno de CiU a “ser más valiente a la hora de tomar medidas para crear empleo porque si no el paro seguirá aumentando como se ha visto en estos primeros meses en que se han superado los 600 mil catalanes parados, con 665 nuevos parados al día desde que Artur Mas gobierna”.

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!